21 de septiembre de 2016

Bodas y mil cositas: La boda de Julián & Mayte. El look de la novia.

Ha llegado el día. Han pasado casi tres meses del MEJOR DÍA DE MI VIDA. Así, en mayúsculas. Permitidme que sea un poco pesada y que, en varios post, os haga un pequeño resumen de lo que fue aquél día. Y para comenzar, nada mejor que hacerlo con el LOOK DE LA NOVIA, uno de los grandes misterios de toda boda en el que se refleja la personalidad de la novia y el estilo de la boda.


La búsqueda de "EL VESTIDO", no resultó tarea sencilla. En Pronovias, donde recibí una atención fabulosa, creí haber dado en el clavo con un precioso vestido, pero ya entonces sentí que me faltaba algo. Así que seguimos buscando. En Rosa Clarà... ¿qué contaros? Pensé que sería la tienda en la que estaría mi vestido, pero nada más lejos de la realidad. Me resultó una absoluta decepción. Los vestidos los vi muy desgastados (nada que ver con las "maravillas" que puedes observar en el catálogo) y solo dejaban probar 6; el tul se enganchaba y hacía formas muy raras... Ni siquiera podía verme bien el efecto porque ni con una agujita me sujetaban los vestidos siete tallas más grandes que yo. Directamente estiraba con las manos. Trato desagradable en cuanto la "asesora" vio que no nos íbamos a quedar nada. Salimos de allí muy tristes y decepcionadas... Pero entonces, apareció Miquel Suay.

La tienda de novia y fiesta de Miquel Suay está en la Plaza de San Agustín y nos atendieron incluso sin cita previa. De inmediato Amparo, la chica que me atendió, captó lo que andaba buscando, pero me probó diferentes estilos para ir descartando. Incluso con lo traumatizada que venía yo de los Mikado de seda de Rosa Clará, acabé medio enamorada de uno!!! Al final, sacó el mío. Simplemente se me iluminó la cara.


Mientras esperaba el momento de vestirme, llevé camisón, bata y zapatillas de Oysho. La ropa interior es de E-lakokette, en blanco y con detalles de encaje.


En el pelo llevé un semirecogido, del que se encargó mi madre (peluquera de profesión). No me veía con el pelo totalmente recogido y optamos por este peinado con grandes ondas y de aspecto natural. El maquillaje fue obra de mi primo, Jesús Sáez, un verdadero artista en su profesión, y que hizo que me sintiese absolutamente preciosa. Optamos por unos ojos muy marcados (ya que habitualmente voy maquillada y un look "cara-lavada" o "natural" hubiera desentonado conmigo) y unos labios en un dulce rosa.


El vestido con cuello barco y encaje en el cuerpo, tiene mil capas de tul en la falda. Un vestido de princesa. No resultaba incómodo ni pesaba. Eso sí, si lleváis tul y tenéis alfombra en el lugar de la ceremonia os vais a enganchar jajajaja. Los zapatos los tenía claros: iban a ser azul klein, similares al modelo Hangisi de Manolo Blahnik (que desde el momento en el que se los vi a Carrie en la peli de Sexo en Nueva York lo tuve claro); y entonces, Beguer sacó un modelo que encajaba a la perfección. Simplemente son divinos!!!













El velo es también de Miquel Suay (al igual que el tocado de porcelana fría) y lo llevé a modo echado por la cara para entrar a la Iglesia y que mi chico me lo retirase en el altar. Me encanta el aura de misterio que evoca el velo así.




Los pendientes, pulsera y el anillo de compromiso son de Swarovski. Probé mil estilos, pero es que esta firma me tiene conquistada!! Con el anillo de compromiso Julián fue a lo seguro, y el resto de complementos hablan por sí solos: pendientes de lágrima con cristales transparentes y un cristal en suave azul y pulsera tipo "riviere". El ramo era muy romántico, con rosas suaves, blancos y verdes como protagonistas. Destacaros que las arras las llevamos en una cajita de madera rústica y las alianzas atadas con cuerda de arpillera al misal de mi Comunión. El perfume elegido para ese día fue "Chloé: Love Story".










Y la sorpresa esperaba en la calle: un precioso FORD MUSTANG fue el coche de novios (regalo de mi madrina). Una auténtica maravilla con un significado muy especial para nosotros.





En el próximo post os hablaré de la Iglesia y la ceremonia!!!




*Las fotografías son de CASTARNADO (en próximos post os hablaré de este FABULOSO equipo).

¿Qué os parece el look de la novia? 

19 de septiembre de 2016

Long dress


En verano me encanta usar vestidos, sobre todo si son tan cómodos como este. Los vestidos largos son un must en los últimos tiempos, con cortes sencillos pero favorecedores y monocolores. Pero si además tienen un toque especial, como escote maxi en la espalda y cordones... es que enamoran!!!

Me encanta combinarlos con complementos sencillo, sin recargarlos. Así, un bolso marrón y unas sandalias planas con toque étnicos me parecen ideales para el vestido azul marino. Añadiendo un toque de dorado se consigue un efecto de luz en el look, y para eso nada mejor que la medallita mini con forma de ala. Ideal.

Vestido: tienda local
Sandalias: Primark
Bolso: Springfield
Collar: Cinco Segundos







¿Qué os parece el look? ¿Os gustan los maxi-vestidos? ¿Los soléis usar? ¿Cómo los combináis?


16 de septiembre de 2016

Tendencias otoño-invierno 2016: el terciopelo


Ya teníamos ganas de hacer un post de tendencias!!! En los últimos meses, con los cambios que hemos vivido (y situaciones de mucho estrés y nervios), hemos tenido algo abandonado el blog. Después, el mes de agosto no facilitó la labor, ya que nuestro cuerpo nos pedía playa, frío y/o descanso! Pero con septiembre, y la vuelta al cole, llega el momento de retomar las buenas costumbres y comenzar con nuestros post especiales de tendencias. 

Y para empezar con las tendencias otoño-invierno 2016, nada mejor que optar por uno de los tejidos que más fuerte va a dar esta temporada: EL TERCIOPELO.


Este tejido se consideraba de lujo en sus orígenes, simbolizando riqueza, poder y prestigio.

Los looks de noche más elegantes vienen de la mano del terciopelo, con vestidos largos y, preferiblemente, en colores oscuros (granate, negro, verde esmeralda, azul,...).




Pero no solo de vestidos vive el terciopelo. La diferencia fundamental de la tendencia esta temporada es el uso del material para otras prendas: shorts, crop tops, kimonos, pantalones... Todas ellas (y más) funcionan muy bien si las combinamos de forma correcta.







Lo mejor es combinar las prendas de terciopelo con prendas sencillas, livianas y de un solo color; nada de usar volantes o tejidos pesados junto a ellas. Puede optar por un total look terciopelo, pero recuerda minimizar los accesorios para no sobrecargar el look.




Y estas son nuestras propuestas:



¿Y vosotros vais a animaros con el terciopelo? ¿Ya tenéis alguna prenda? ¿Cómo lo combinaríais?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...